Buscar
  • Luisina Avellaneda

El desafío de una nueva normalidad: ¿Cómo reactivo las ventas presenciales de mi negocio?

He leído en algún artículo que los países están hechos de heridas y cicatrices, base sobre la cual cada uno escribe y reescribe su historia. Una historia que nunca antes se había manifestado de una manera tan análoga en todo el mundo, como sucede actualmente si hablamos, sobre todo, de materia económica y comercial.


El dominó del coronavirus en el sector económico y comercial

No cabe duda alguna de que el año dos mil veinte llegó para impartir cambios inesperados y aparentemente permanentes. Hablamos de cambios que van desde simples hábitos, hasta complejas y tradicionales estructuras y modos de llevar a cabo internalizados, los cuales se encuentran, hace ya más de cincuenta días, bajo una especie de re-estructuración y reinvención obligatoria si se quiere seguir en juego. El impacto económico y comercial de la pandemia causada por el coronavirus se configura en una especie de laberinto en el que están inmersas tiendas, empresas y marcas de todas las magnitudes y escalas. Sin embargo, algunos rubros pueden encontrar una salida más fácil que otros, e incluso, se descubren beneficiados en un contexto singular como el que atravesamos.

Entre los sectores que pudieron destacarse inmediatamente en el medio de un entorno desalentador, se encuentran las multinacionales de internet con aumentos excelentes de porcentajes tanto en lo que respecta a comercio online como también en suscripciones diversas, por ejemplo, suscripciones en plataformas de almacenamiento. Se estima que el incremento en las conocidas nubes remite al crecimiento del home-office y el teletrabajo. En este mismo grupo de alta demanda, podemos incluir a rubros considerados de primera necesidad, tales como la distribución de alimentos y artículos de higiene, ya que el confinamiento desprendió, desde un principio, una necesidad general y repentina de autoabastecimiento. Asimismo, la industria farmacéutica registró un incremento predecible en cuanto a medicamentos aplicados al tratamiento de afecciones respiratorios.

En la otra punta de la recta temporal de efectos que significa el paso del COVID-19, se posicionan los rubros más afectados por caídas abruptas y desmedidas en sus ventas. Los sectores que se enfrentan a dificultades desde el inicio de la pandemia son aquellos que se sustentan en productos y servicios que no significan una necesidad primaria, como por ejemplo indumentaria, calzados, joyería, gastronomía, gimnasios, centros de estética y salones de belleza, etc. Algunos de los comercios nombrados pudieron encontrar un respiro a través de las ventas online, pero muchos otros, al menos por varias semanas, se encontraron ante la obligación de cerrar sus puertas completamente, con todo lo que esto conlleva. Las pérdidas son históricamente significativas.


Ahora, las reaperturas



Luego de más de un mes de aislamiento obligatorio en algunos casos y no obligatorio en otros, las cuarentenas comienzan a flexibilizarse y diversos sectores comerciales intentan retomar una normalidad que, considero, más bien deberíamos llamarla nueva normalidad: nuevos hábitos, nuevas reglas y restricciones, nuevos horarios, y, sobre todo, nuevas dificultades. Las consecuencias económicas del COVID-19 aún no están desplegadas del todo, y continuarán emergiendo y haciendo eco durante todo el año. La caída del consumo en tanto productos y servicios secundarios y/o de lujo, así como también las ventas físicas y presenciales, son las más expuestas. Por esto, los primeros interrogantes que devienen de este ámbito son: ¿cómo incentivo el consumo de mi producto/servicio? ¿cómo reactivo mis ventas físicas o cómo las reactivaré cuando pueda reanudar la atención al público? Por nuestra parte, en Freemoni tenemos en claro que buscamos y trabajamos para ayudar a negocios y marcas a ponerse a la altura del dinamismo constante que el mercado impone, incluso desde antes de una pandemia. Hoy más que nunca, el sector de consumidores y usuarios apela a una compra inteligente, justificada, y que realmente signifique un diferencial para ellos, y es por esto que recomendamos, ante todo, recurrir a la inventiva y a las posibilidades que la tecnología nos ofrece.


¿Es posible reactivar mis ventas offline en este contexto?

Sí, las posibilidades de impulsar las ventas en tiempos difíciles están al alcance de cualquier rubro.

Freemoni es una plataforma digital que, a través de su funcionalidad Campañas de regalos, te permitirá captar nuevos clientes y registrar sus datos, siempre en pos de generar nuevas ventas.


La funcionalidad de Campañas de regalos no solo es una herramienta que contribuye a generar nuevas oportunidades de venta, sino que además resulta muy atractiva y simple para el cliente, sin significar grandes costos o esfuerzos para la tienda o marca. Hasta el momento, ya son muchos y diversos los negocios que desplegaron sus campañas, siempre adecuadas a sus modelos de negocios y/o necesidades. Un gran número de estas marcas, incluso, aprovecharon esta funcionalidad antes de verse envueltos en el contexto económico y las incertidumbres actuales. Sin embargo, confiamos en que es hoy el momento en el que las estrategias de marketing necesitan adecuarse, ser atrayentes y efectivas. Sin dudas, influir en las decisiones de compra de los clientes es un poder que muchos rubros desearían obtener, ya que lo que prevalece es, más bien, una especie de ambivalencia a la hora de comprar: nuestros clientes ahora piensan dos veces antes de negociar y pagar. Generar una campaña de regalo es tener la posibilidad de enviar dinero digital a tus clientes, de manera totalmente gratis y en los siguientes pasos:

  1. La tienda crea su campaña de regalos, a partir de la cual se generará un código QR y un código alfanumérico. Estos códigos pueden imprimirse, exhibirse en diferentes puntos públicos, compartirse por redes sociales, y difundirse medios de comunicación tradicionales.

  2. Cada negocio decide el monto que se enviará a todos los usuarios que tengan acceso a la campaña. Por ejemplo, puedes decidir enviar 100 Freemoni o el monto que creas conveniente.

  3. Las personas que vean tu campaña, podrán adquirir sus Freemoni con tan solo escanear el código QR o ingresar el código alfanumérico, todo en una misma app y en sus smartphones

  4. Al instante, tus clientes verán una orden de pago generada automáticamente en la app, correspondiente al monto que hayas definido previamente.

  5. De esta manera, tu cliente, o futuro nuevo cliente ;), tendrá en su smartphone, por ejemplo, 100 Freemoni que solo podrá utilizar en tu negocio.



¿Y qué sucede si una venta no se concreta?


Ante cualquier estrategia de marketing, podemos hablar de buscar un incentivo de compra. Sin embargo, sabemos que en ningún caso hay una transacción confirmada de buenas a primeras.

Si bien conocemos la efectividad que significa llevar dinero de una tienda específica en nuestros smartphones y listo para usar, siempre existe la posibilidad de que esta compra no se concrete o tarde en hacerlo. Sin embargo, cabe destacar que debido a que tu cliente lleva en su teléfono Freemoni de tu negocio, seguramente lo pensará dos veces antes de no elegirte en caso de necesitar realizar una compra relacionada al rubro de tu marca.


En contraposición con otras alternativas que buscan atraer clientes y pueden quedarse en el intento, con las campañas de Freemoni tu tienda obtendrá un registro de datos de cada uno de los usuarios que accedieron a tu campaña, recibieron sus Freemoni pero que aún no realizaron ninguna compra.

Recibir los e-mails de cientos de personas y de manera totalmente gratuita, puede ser útil para idear otras estrategias de marketing digital, como por ejemplo, una campaña de mailing que te permita concretar la venta.

Desde este punto, tu negocio tendrá, podría decirse, una doble chance de captar la atención de nuevos clientes, mientras que construye una base de datos gratis.



¿Por qué hablamos de influir en la decisión de compra?

Hablamos de generar un impacto en la decisión de compra debido a que el dinero digital recibido se percibe como dinero real: los 50, 100 o 200 Freemoni que tu cliente tenga, podrá utilizarlos como parte de pago en una futura compra.


De esta manera, las campañas le permiten a una tienda generar potenciales nuevas ventas, y con mínimo esfuerzo. No solo destacamos la escasa o simple logística de esta estrategia, sino también el bajo costo que resalta como un diferencial si comparamos con otras estrategias de marketing. Emitir y enviar Freemoni es totalmente gratis. Es decir, no pagarás nada por cada cliente que escanee tu código de regalo, ¡Y pueden ser cientos de ellos! Freemoni se configura bajo la premisa de "contra éxito": tu tienda solo pagará una comisión del 10% de los Freemoni redimidos, en otras palabras, solo después de haber generado una venta.


Si hay una certeza en la que podemos concluir, es en el esfuerzo que diversos rubros debieron realizar para intentar sostener sus ventas en este período que, aparentemente, tiene una fecha de final bastante incierta.

Si bien los sectores que adoptaron la venta online fueron los menos perjudicados, ahora también es momento de repensar, reajustar y reinventar las estrategias para afrontar las ventas de manera presencial e incentivar a nuestros clientes, quienes se encuentran en la misma situación de ambivalencia e incertidumbre que los comerciantes mismos.


Asimismo, si tu negocio está enfocado 100% en e-commerce y quisieras conocer sobre cómo incrementar el tráfico de tu tienda online, te dejamos una de nuestras últimas notas en las que te compartimos algunas ideas al respecto. Esperamos que esta información resulte como un disparador y un estímulo para aquellas tiendas y sectores más afectados en su caudal de ventas. Si te quedó alguna duda, puedes dejarla en comentarios que estaré atenta a ayudarte.


0 vistas

Estamos revolucionando la forma en la que los negocios generan atracción, fidelización y recurrencia con sus clientes. 

Descargar Freemoni para Android.png
Descargar Freemoni para iPhone.png

© 2020 Hecho con amor y magia por el equipo de Freemoni